El aluminio es un metal que se distingue de otros materiales por su propiedades tecnológicas. Su ligereza y su resistencia mecánica, lo hacen útil para múltiples y exigentes aplicaciones, ya que su densidad es un tercio menor con respecto al acero. Ideal para ser usado en cerramientos y aberturas, su versatilidad y las múltiples posibilidades de diseño lo transforman en un componente clave para el confort del hogar.

Mantenimiento Cero: las aberturas de aluminio, y no así las de chapa, madera o P.V.C., no se corroen ni deterioran. Resisten por toda su vida útil sin necesidad de mantenimiento.

 

El aluminio es un material versátil: de acuerdo al proyecto o la obra, las aberturas de aluminio ofrecen múltiples respuestas para cada necesidad.

 

Permiten gran variedad de terminaciones: en su aspecto natural como en sus varias formas de terminación, los procesos de pintado o adonizado, lo preparan para armonizar con el entorno donde irán instaladas.

 

El aluminio permite amplia variedad de diseños: con este material pueden trabajarse diseños ideales en ventanas, puertas y fachadas.

 

Hermeticidad y Estanqueidad: Brindan una excelente hermeticidad a la infiltración de agua y aíre.

 

Admiten el doble vidriado hermético: una solución definitiva para la aislación acústica y térmica y para minimizar el consumo de energía .

 

El aluminio protege el medio ambiente: es reciclable,con un bajo consumo energético y no es tóxico; en caso de incendio no ocasiona la emisión de sustancias nocivas para el medio ambiente.

Una abertura de aluminio es un sistema formado con elementos diversos con funciones definidas:

 

Los perfiles de aluminio: su diseño determina la funcionalidad y el desempeño respecto a la hermeticidad, a la vez que marcan las líneas distintivas de su aspecto estético.

 

Los vidrios: constituyen el material de cierre, su función básica es permitir la aislacion acústica y térmica, y además proveer de iluminación a los ambientes.

 

Los accesorios: son los responsables finales de efectuar el funcionamiento de la abertura (su deslizamiento, giro, apertura).

 

Los burletes: cumplen le función de hermeticidad, fijación de vidrios y de terminación.

 

Ruptura de Puente Térmico: Esta variable resuelve el problema de la condensación de la humedad ambiente sobre los perfiles durante el invierno. Contribuye al ahorro de energía.

La selección del tipo de abertura a aplicar en una construcción, es la resultante de una serie de factores que el proyectista o el carpintero deben evaluar en todos los aspectos.

El destino del cerramiento y sus características funcionales son algunos de los determinantes para optar por la abertura más conveniente.

Estos factores deben combinarse con otros como la importancia de la construcción y las limitaciones de tipo económico. También deben considerarse factores tales como la ubicación geográfica, el entorno y la posición del cerramiento en el edificio.

Copyright © 2017 ALUMFER - Todos los derechos reservados

Diseñado por: